INVERTIR EN LA FORMACIÓN DE LOS JÓVENES ES TRABAJAR POR UN MEJOR FUTURO

2020-08-11

Desde hace más de 25 años, la Fundación Wong viene trabajando para ofrecer acceso a una educación de calidad a niñas, niños y jóvenes de zonas rurales del Ecuador. Este compromiso nace de la esperanza en quienes serán los protagonistas del futuro de nuestra sociedad. Por ello, sembramos con optimismo y nos esforzamos por contribuir a garantizar su derecho a la educación. Eso y más, pues creemos que desde los jóvenes podemos impulsar un desarrollo positivo en sus comunidades.

En el contexto actual, gana aún mayor relevancia el invertir tiempo y recursos para formar a los jóvenes desde experiencias que les permitan fortalecer la confianza en sí mismos, descubrir sus talentos, expandir sus capacidades y abrirse al entorno que les rodea. Es desde el empoderamiento y toma de conciencia de la importancia de su rol en la sociedad, que los jóvenes se atreven a soñar y se plantean metas para el futuro.

Ante los desafíos que la pandemia nos presenta, el apoyo debe ser mayor y volverse más creativo. Es motivo de gran satisfacción para nosotros ver el compromiso de los docentes de las unidades educativas de la Fundación Wong, que no solo se esfuerzan por desarrollar sus clases en la actual modalidad virtual, sino que también realizan un gran trabajo de acompañamiento a sus estudiantes, que se extiende a sus familias. En ese sentido, no queremos dejar de resaltar el aporte fundamental de los educadores para la continuidad de la enseñanza y para el bienestar de nuestros estudiantes.

Un ejemplo de las actividades que nuestros maestros están impulsando entre los jóvenes es la creación de huertos orgánicos en sus casas. Esta experiencia los conecta con la naturaleza, los motiva a la investigación y les ha ayudado a fortalecer los vínculos en el núcleo familiar. “Genera unión en su hogar al ser una actividad compartida, donde además se revaloriza su cultura agrícola. Vemos el resultado en la alegría de ellos por cosechar sus propios productos para abastecer su hogar”, menciona Carlos Navarrete, Vicerrector de la Unidad Educativa Rafael Olmedo Naranjo.

La experiencia nos ha demostrado que, si ponemos a disposición de los jóvenes las herramientas necesarias para su desarrollo, ellos sabrán aprovecharlas. Como Fundación Wong, nuestro deseo es darle a los jóvenes oportunidades para crecer, cuidar de ellos en el proceso, e impulsarlos para que se conviertan en líderes para sus comunidades.
Una etapa importante de ese proceso es la incorporación al mundo laboral. Para ello, la Fundación contempla programas de educación técnica y para el desarrollo de emprendimientos. Esto incluye el acceso a prácticas laborales en las empresas del grupo. Allí, los jóvenes tienen la oportunidad de ganar experiencia, e incluso aplicar a plazas de trabajo permanentes.

El 12 de agosto es el día internacional de la juventud, una fecha que busca promover el rol de los jóvenes como actores claves en los procesos de cambio de nuestra sociedad. En el marco de esta celebración, queremos invitarles a sumarse al esfuerzo de motivar y apoyar a la juventud, abriendo espacios para ellos, escuchándolos, pero, sobre todo, acompañándoles en la construcción de un mejor futuro para ellos y la humanidad.

COMPARTE ESTA NOTICIA